Skip to main content

Calentamiento global. Cambio climático. Justicia climática. ¿Qué significa todo esto?

Vivimos en un mundo en el que los efectos del cambio climático son cada vez más reales; desde el derretimiento de los polos hasta los desenfrenados incendios forestales, ya no puede negarse que la contaminación de carbono generada por los seres humanos está afectando a nuestro frágil planeta. La evidencia científica está comprobada; el calentamiento global es real y ya está afectando a las personas en todo el mundo. La pregunta ahora es, “¿Qué estamos haciendo para remediarlo?”.

Read More 

Los efectos sobre nuestro planeta y las personas:

Cada año que pasa, vemos cambios en los patrones de precipitaciones. Entre estos podemos mencionar: lluvias más intensas en todo el mundo, cambios dramáticos en el ártico, cambios en las épocas de cultivos agrícolas y elevación del nivel de los océanos y la acidificación de estos últimos. Algunos de estos cambios de nuestro clima tendrán dramáticas consecuencias ecológicas y sociales. La cruel ironía del cambio climático es que las personas del mundo en desarrollo, que son las menos capacitadas para adaptarse al cambio climático, pagarán el precio más alto por los 200 años de industrialización y contaminación del mundo desarrollado. Es realmente un problema de justicia climática.

 

 

 

Soluciones:

Es más urgente que tomemos medidas para reducir dramáticamente las emisiones globales de gas de invernadero – y hacerlo de una manera que reparta equitativamente las cargas y los riesgos del cambio climático entre las naciones del mundo. Por último, debemos romper el vínculo entre el crecimiento económico y desarrollo con la extracción y agotamiento de los recursos naturales.

No hay soluciones mágicas para el cambio climático, pero sabemos lo que debemos hacer. Tenemos que:

  • Desinvertir en combustibles fósiles
  • Incrementar las fuentes de energías renovables
  • Poner precio a la contaminación de carbono
  • Trabajar con los países en vías de desarrollo para invertir en energías renovables

¿Qué significa esto para Ben & Jerry's?

Ben & Jerry's tiene una larga historia en la lucha por la justicia climática y en la búsqueda de maneras de reducir el impacto ambiental de nuestra compañía. En 2002, lanzamos un programa de compensación de carbono para nuestras plantas de fabricación en Vermont. En 2007, realizamos nuestra primera campaña contra el calentamiento global asociados con el Dave Matthews Band. Hemos invertido temprano y con frecuencia en mejorar la eficiencia de nuestras plantas de manufactura, cadena de suministros y Scoop Shops para incrementar la eficiencia de energía y reducir al mínimo nuestra huella de carbono.

Read More 

Prácticamente todas las compañías tienen emisiones de gas invernadero asociadas a sus operaciones y también sucede con Ben & Jerry’s. Nuestros principales ingredientes provienen del sector agrícola-ganadero, especialmente el lechero, así como de la manufactura para fabricar nuestros productos, camiones para transportar nuestros productos terminados y congeladores para mantener frío a nuestro mantecado. Conocemos nuestra huella de carbono y estamos trabajando en todas nuestras operaciones para reducirla. Estamos trabajando con nuestros granjeros lecheros para reducir las emisiones de metano de las granjas, lideramos el cambio para obtener un congelador más limpio y ecológico en los Estados Unidos y fabricamos el Chunkinator en nuestra planta de los Países Bajos, que ayuda a proveer energía a la fábrica a partir de los derivados del mantecados. También sabemos que lo que hemos hecho no es suficiente y debemos hacer más. Avanzamos e informamos sobre ello cada año en nuestro Informe de Evaluación Social y Ambiental (SEAR, por sus siglas en inglés). Puede leer más información sobre los pasos que estamos tomando para reducir nuestra huella de carbono y sobre nuestro plan para obtener un 100% de energía limpia en todas nuestras sedes de los EE. UU. antes de 2020.

Join the Climate Movement!

Gracias en parte a los más de tres y medio millones de ciudadanos de todo el mundo que firmaron la petición de Avaaz en la que se urgía a los líderes del mundo a enfrentar el cambio climático en la Cumbre sobre el Clima de las Naciones Unidas (COP21), 196 países firmaron el histórico acuerdo de París, por el que se comprometieron a mantener el calentamiento de la temperatura global por debajo de los 1.5 grados centígrados.

Ahora es cuando empieza el trabajo de verdad. Es momento de seguir ejerciendo presión sobre nuestros líderes mundiales para que realicen una rápida transición hacia una energía 100 % limpia y para que cumplan los objetivos ambiciosos que nos guiarán a un futuro más ecológico y más limpio. ¡Une tu voz a la de los millones de personas que exigen acciones en favor del clima y firma hoy la petición!

 

¡Firme ahora la Petición!

 
 
Preguntas frecuentes:
Back To Top